26.10.2011
Sennheiser VMX 200: reconoce el sonido como el oído humano

Sennheiser Communications, compañía especializada en soluciones de sonido y comunicación, presenta un auricular bluetooth para los profesionales de la última generación: VMX 200.

Un sistema con el que ya no será necesario repetir las palabras cuando se mantiene conversaciones a través de móvil en lugares públicos o especialmente ruidosos.

La marca presenta un avanzado auricular Blietooth que integra la novedosa tecnología VoiceMax™, capaz de reconocer los ruidos externos y eliminarlos para transmitir la voz de manera limpia y clara en cualquier conversación telefónica, al igual que funciona el oído humano.

Ergonómico y ligero (tan sólo pesa 10 gramos), ofrece una autonomía de hasta seis horas en modo conversación que se amplía hasta 10 días en modo standby.
 

Tecnología VoiceMax™

Y es que este auricular destaca por integrar la tecnología VoiceMax™, que se encarga de separar el ruido o las interferencias producidas en el exterior de la voz del interlocutor.

Para ello, VMX 200 incluye dos micrófonos que determinan la dirección de la que procede el sonido, al igual que actúan los oídos y el cerebro humano. Así, la tecnología detecta el sonido externo y lo cancela, enviando únicamente la voz al otro lado del teléfono.

Esta tecnología ha sido desarrollada en base a los estudios realizados tanto por los ingenieros de Sennheiser, especializados en una óptima transmisión de la música, como por los de la compañía Oticon, expertos en productos para mejorar la calidad auditiva.

De esta forma, el resultado se ha traducido en un auricular Bluetooth que une lo mejor de ambas casas y que ofrece un sonido de calidad única para los profesionales que se desplazan habitualmente.

Ligero, ergonómico e intuitivo

Su diseño ultra ligero (pesa tan sólo 10 gramos), sus reducidas dimensiones y su ergonómico formato permiten que el usuario lo utilice durante todo el día sin sufrir ningún tipo de molestias. Además, puede emplearse en ambos oídos indistintamente.

Asimismo, su puesta en marcha es de lo más intuitiva: tan sólo es necesario desplegarlo para encenderlo y recogerlo para apagarlo. Destaca también por su sencillez de uso ya que basta con apretar el único botón que posee para atender o cortar una llamada.

Por último, Sennheiser VMX 200 ofrece un alcance de hasta 10 metros para comunicarse con el teléfono móvil y una autonomía de conversación de 6 horas, que llega a los 10 días en modo standby.